miércoles, 11 de junio de 2014

Los básicos: El Trench

Hoy inauguramos esta nueva sección en Size your Style denominada “Los básicos”, en la que me gustaría compartir cuáles son aquellas prendas que deberíamos tener para lograr un buen fondo de armario, es decir aquellos elementos de nuestro guardarropa que siempre nos van a salvar y que podamos combinar con todo. Sería como los pilares de nuestro estilo ya que en base a ellos empezaremos a construir nuestros looks.
En este caso, arrancamos con el trench que no lo vamos a usar solamente para los días de lluvia sino que puede convertirse en un gran aliado para cualquier ocasión, dejó de ser un simple piloto y se transformó en un básico.

Esta prenda surgió como un elemento de la indumentaria militar. Thomas Burberry, quién inventó la gabardina, presentó un piloto para los oficiales del Ejército Británico en 1901. Muchos de los veteranos de la primera guerra mundial (en la que se comenzó a utilizar el trench coat) siguieron usando estas prendas y, de esta forma, se convirtió en parte de la moda.
En la segunda guerra mundial, no solo los oficiales del ejército británico hicieron uso del trench sino que también las tropas de los Estados Unidos, la Unión Soviética, Francia, Alemania, Holanda y Polonia desarrollaron sus propios pilotos y, en algunos casos, acortaron el largo de la prenda para permitir mayor movilidad a los soldados. 



Pero el boom del trench coat se iba a dar con la aparición de la película Casablanca, en la que se podía ver al personaje de Humprey Bogart utilizar esta prenda.




El trench clásico es de color kaki, camel o beige, el largo puede ser hasta los tobillos (más común en los pilotos masculinos) o hasta las rodillas, con doble abotonadura y un lazo para marcar la cintura. Pero también podemos encontrarlos en color negro, rojo y con distintas combinaciones en los vivos. Una de las versiones más modernas es el clásico trench beige de gabardina pero con las mangas de cuero (¡muero por tener uno de esos!).
Por último, siempre hay que atar el trench haciéndole un nudo para el lado en el que cerramos los botones, aún cuando tengamos una hebilla para pasar el cinto, y, si nos da el largo, cuando lo usemos abierto conviene atarlo para atrás para que nos entalle la cintura y no llevemos el cinturón colgando.
Les dejo, como siempre, algunas fotos de inspiración para que vean cuántos estilos distintos se pueden lograr con esta prenda y, próximamente les mostraré mi trench.



















Fuentes:

2 comentarios :

  1. Muy bien ahí Andy ;-) El trench es uno de mis básicos favoritos, y encima pusiste foto de Alexa jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja si viste! Puse la foto de Alexa para vos :P
      Besotes!! :)

      Eliminar

Stiler